Thursday, September 29, 2005

CAPITULO III: ESTRATEGIAS PARA UN BUEN RENDIMIENTO ACADÉMICO

El éxito o el fracaso de un estudiante dependen directa e indirectamente del método que usa para estudiar, si sabemos estudiar, la tarea será más fácil y se convertirá en una distracción en vez de una obligación. Los hábitos de estudio se adquieren con la práctica.Para saber si eres un buen estudiante, te invito a que contestes las siguientes preguntas:
¿Sabes cómo estudiar?
¿Conoces tus hábitos de estudio? ¿sabes si son efectivos o no?
¿Quieres mejorar en los estudios?
A continuación te presentamos distintas estrategias para adquirir o mejorar tus hábitos de estudio.


3.1.- Planifica tu tiempo de manera realista:

Los jóvenes de hoy no planifican sus actividades. En consecuencia la mayoría no obtiene los resultados esperados, otros, prefieren la improvisación alegando que cuando se planifica nada de ello se concreta.
"El análisis de los hábitos de los estudiantes proporciona usos muy frecuentes en los que pasa más de cuatro horas desde que un estudiante se levanta por la mañana y se pone a estudiar.Si se analizan todas las actividades realizadas durante ese tiempo, en la mayoría de los casos, la pérdida de tiempo genera en determinadas costumbres.
Planificar un horario nos sirve para incluir en él tanto actividades escolares como actividades de ocio, para ayudar a los niños a crearse hábitos de estudio y para facilitar la concentración y dedicación necesarias para la resolución de las tareas. El horario debe ser sobre todo factible, estar adaptado al estudiante y debe cumplirse en forma regular.
Las técnicas para organizar y aprovechar el tiempo ayudan a tener más control en la vida y conseguir tiempo disponible.
Consejos para Planificar:
Diseña un plan con lo que quieres alcanzar cada curso a cada año.
Planifica el horario de cada semana y de cada día intentando con fuerza para cumplir el plan que te hayas trazado.Estructura este horario académico como si fueran 40 horas semanales de trabajo, después de todo estudiar es tu actividad principal.Si un día no cumples las horas previstas, recuerda que tendrás que recuperarlas al día siguiente.
Utiliza un calendario para registrar todas las actividades de horario regular y las fechas asignadas para exámenes y trabajos.
Incluye tiempo para dormir, hacer ejercicios físicos y actividades sociales.
Lleva un diario en el que apuntes todos los incidentes y que sean importantes en el cumplimiento de lo que planificas.
Pregunta a tus profesores, compañeros cuantas horas de estudio son necesarias a la semana para tu nivel de estudio.
Evita el horario nocturno, especialmente las últimas horas de la noche.
Dedica mayor cantidad de horas a las asignaturas que sean más complejas y difíciles, aunque no sean tus preferidas.
Es muy importante intercalar breves periodos de descanso cada hora de estudio (cinco minutos)
Determina el mejor lugar y momento del día para estudiar. Lo ideal es estudiar sin distracciones (televisión, ruidos, olores, etc.) en un lugar ordenado, bien aireado y con buena luz, disponiendo de tu asiento cómodo.
Revisa cada día tus apuntes de clase, te ayudará a afianzar contenidos y a comprender mejor los nuevos temas. Si un día pierdes los apuntes, consíguelos cuanto antes para no perder el hilo.
Divide los trabajos muy extensos o complicados en sub - tareas o etapas más pequeñas y manejables, te permitirá ir avanzando, sin agobiarte con tanto volumen de trabajo.
Prémiate por completar las tareas. Es decir, reconoce lo que has logrado aunque aún no hayas terminado el proyecto entero, te ayudará a tener mejor disposición ante lo que aún te queda por hacer.
Fuente: http://www.estudiantes.info/tecnicas_de_estudio/planes_horarios.htm

3.2.- Lee Activamente:
Antes de leer, revisa el material de ese capítulo, lee las introducciones y resúmenes, ten presente los objetivos y contenidos señalados en el programa de la asignatura.
Esto te ayudará a tener presente las ideas centrales y más relevantes con lo que irás relacionando el resto de la información.
Lee comprensivamente, no avances sino lo estás entendiendo. Memorizar sin comprender puede confundirte y los contenidos se olvidan rápidamente.
Toma nota a medida que lees, intenta hacer un esquema del material organizando las ideas principales y todos los detalles que las justifican.Organizar las ideas de una manera que tengan sentido para ti, te facilitará recordar los detalles.
Con tus propias palabras, escribe un breve resumen de las ideas centrales o haz un diagrama que ilustre las relaciones entre las ideas principales. Si consigues organizar y expresar los contenidos con tus propias palabras, estás realmente aprendiendo y será difícil que olvides esos contenidos.


3.3.- Potencia tu memoria al máximo:
Para estudiar es importante que estés concentrado, a mayor concentración, mayor capacidad de memoria.Por eso es importante que antes de comenzar atiendas a tus necesidades: hábitos de sueño, alimentación y relajación para poder concentrarse al máximo.
Puedes utilizar el sistema de tarjetas o fichas para las ideas o términos que te resulten difícil de comprender y a retener. Te remitirá consultarlos o sepáralos de manera ágil y cómoda.
“La ficha es un instrumento utilizado para la investigación bibliográfica. Consiste en una hoja de cartón donde se escribe la información recopilada de los hechos, ideas, conceptos, resúmenes, que son útiles para el análisis y la construcción del informe de investigación.Gracias a su tipología podemos hacer más factible el aprendizaje.Tipos de ficha: ficha bibliográfica, ficha hemerográfica, ficha documental, ficha de resumen.”
Fuente: http://www.monografias.com/trabajos13/tecnes/tecnes.shtml
Emplea estrategias para recordar las ideas claves. Genera ejemplos, haz resúmenes y fichas, subraya textos o apunta tus notas al margen. Puedes crear acrónimos, es decir construir palabras o frases que te ayuden a recordar una serie de conceptos.

Dibuja diagramas de los conceptos. Debes ser capaz de explicar verbalmente el concepto y reproducir el diagrama. Apóyate en imágenes visuales.
Estudia hasta que seas capaz de definir y explicar el tema con tus propias palabras, sin ayuda de fichas ni esquemas, es decir no sólo debes poder reconocer información, ejemplo:( escoger una alternativa correcta), sino producir, un tema (elaborar una respuesta o una pregunta).


3.4.- Haciendo las tareas:
Uno de los métodos de mayor eficacia en el aprendizaje es la: Tarea". Ésta refuerza y enriquece el progreso académico del niño, lo más recordable es hacerla con tiempo y cuidado.
Recomendaciones para la tarea:
Establezca un horario diariamente para hacer la tarea.Siempre tome interés en el trabajo escolar.
Proporcione un lugar adecuado y con luz.Elimine interrupciones y distracciones.Consulte con los maestros regularmente para determinar su progreso académico.
Siempre alabe el trabajo bien hecho.
Aliméntese con comidas nutritivas y duerma de 9 a 10 horas cada noche.


Fuente:http://www.lausd.k12.ca.us/El_Sereno_MS/tareayhabitos.html?proceed=1&counter=1


3.5.- Fíjate un lugar de estudio:
El ambiente donde el niño lleva a cabo sus quehaceres escolares influye bastante en la adquisición de hábitos de estudio. Por ello se debe procurar lo siguiente:
Debe ser siempre el mismo, de esta manera se evita que el niño pierda tiempo explorando un territorio al que no está habituado.
Debe ser tranquilo y estar lo más alejado posible de estímulos que puedan distraerle (TV, fotografías, radio, teléfono, juegos, etc.)
Debe tener buena iluminación, la mejor luz para estudiar es la luz solar indirecta.Debe estar correctamente ventilado, pues el cerebro es muy sensible a la falta de oxígeno.
El mobiliario ha de ser adecuado, resistente y cómodo, la altura de la silla debe permitir que los pies apoyen sobre el suelo y la mesa debe ser de tamaño suficiente para distribuir en ella lo necesario.
El material que se haya de utilizar debe estar en orden y al alcance de la mano.


Fuente: http://www.estudiantes.info/tecnicas_de_estudio/estudio_alimentacion_sueno.htm


3.6.- Facilitar técnicas de estudio:
Las técnicas de estudio son imprescindibles en todas las tareas relacionadas con el estudio y el procesamiento de la información: comprensión, retención, recuperación. . Por esta razón todo estudiante debe utilizar técnicas básicas que ayuden a mejorar nuestros hábitos de estudio.
Lectura comprensiva del texto:
No importa cuantas veces leas lo importante es comprender lo que lees.
Subrayado de las ideas más importante:
Marca o resalta las ideas principales o frases impactantes.
Elaboración de esquemas o resúmenes:
Se hará una selección y se extraerán las ideas que se consideren más importantes.
Retención o memorización de la información:
Se almacenará en la memoria el resumen o esquema elaborado. La asociación o relación de ideas es un recurso muy útil para guardar informacion.
Recuperación y reproducción de la información almacenada:
Se hará una prueba oral o escrita para comprobar lo aprendido.


Fuente: http://www.solohijos.com/html/articulo.php?idart=9

0 Comments:

Post a Comment

<< Home